•  Tel : (+52 81) - 8262 - 0000
  • Email  : informacion@ocahospital.mx
Artículos
¿Comezón, ojos rojos? Cómo saber si es una alergia o infección.

¿Comezón, ojos rojos? Cómo saber si es una alergia o infección.

Qué debes considerar antes de automedicarte.

 

Si tienes ojos rojos, comezón y fiebre del heno, es probable que asumas que las alergias son la causa del problema - y que puedes tratarlo por tu cuenta con gotas oftálmicas. Lamentablemente, no es tan simple como eso.

 

Incluso si logras encontrar un guía que pueda ayudarte a elegir las mejores gotas para los ojos en el pasillo de la farmacia, puedes tratar la alergia cuando el problema real es una infección en el ojo.

 

Antes de dirigirte a la farmacia, esto es lo que necesitas saber acerca de estas dos condiciones muy diferentes.

 

¿Alergia o infección? Así es como puedes saberlo.

 

El polen o el pelo de las mascotas son los culpables, estos alérgenos afectan a los ojos de la misma manera.

 

Las infecciones oculares pueden provenir de muchas causas - virus, bacterias, parásitos u hongos - y los síntomas varían según la causa, pero en general, las infecciones tienen una lista larga de síntomas en comparación con las alergias.

 

 

Síntomas comunes

Alergias

Infecciones

Enrojecimiento de la piel

X

X

Comezón

X

X

Ardor

X

X

Secreción clara y acuosa

X

X

Dolor

 

X

Sensación arenosa

 

X

Sensibilidad a la luz

 

X

Secreción espesa

 

X - Bacteriana

Secreción tipo mucosa

 

X - Viral

 

La conclusión es que si presentas fluidos adicionales a las lágrimas o si sientes dolor en los ojos, es más probable que se trate de una alergia.

 

Para obtener el tratamiento adecuado, necesitas que tu médico oftalmólogo averigüe que hay detrás de tu problema ocular.

 

Las alergias en los ojos no son contagiosas pero pueden ser muy molestas. Si se trata de una infección, corres el riesgo de dañar tu ojo y/o contagiar a otras personas.

 

¿Cómo puedo evitar los problemas en los ojos?

 

Tú puedes minimizar los riesgos de alergias e infecciones. Mantén las ventanas cerradas e implementa otras estrategias que puedan ayudarte a sobrevivir de las alergias estacionales, un purificador de aire puede ayudarte a lidiar con las alergias en el interior de tu casa.

 

La conjuntivitis es la infección ocular más común, causada por un virus o por una bacteria. De cualquier manera, es muy fácil de contagiar.

 

El lavado de manos frecuente es una manera de ayudar a prevenir la conjuntivitis y otras enfermedades contagiosas. Teniendo cuidado con los lentes de contacto y del maquillaje también ayuda a prevenir la propagación de la conjuntivitis bacteriana.

 

¿Qué hacer cuándo se producen alergias o infecciones?

 

Incluso cuando sigues las medidas preventivas, es posible que necesites aliviar la comezón o los ojos llorosos. Dependiendo de tu diagnóstico, hay tratamientos que te pueden ayudar.

 

Para las alergias: Los medicamentos tópicos son generalmente mejores que los remedios para tratar las alergias. Muchas gotas para los ojos son sumamente exitosas en el tratamiento de los síntomas. Algunos realmente funcionan para prevenir los síntomas evitando la reacción alérgica que está por iniciar.

 

Tu médico puede sugerirte medicamentos a corto plazo para ayudar a controlar la inflamación, tales como esteroides, antiinflamatorios o gotas para los ojos. Las lágrimas artificiales -sin receta- también te pueden ayudar a mantener los ojos húmedos y eliminar los alérgenos.

 

Para las infecciones: Las infecciones virales generalmente desaparecen por sí solas, pero las compresas frías y las gotas para lubricar los ojos pueden minimizar los síntomas. Tu médico puede prescribirte gotas oftálmicas antibióticas para tratar una infección ocular bacteriana.

 

Para las infecciones de los ojos causadas por hongos y parásitos, la medicación dependerá de qué es lo que está causando el problema. Tu oftalmólogo te puede ayudar a solucionarlo.

 

Obtener un diagnóstico y un tratamiento rápido es la clave cuando se tienen los ojos irritados. No importa lo que está causando el problema, tu oftalmólogo te puede ayudar a encontrar el tratamiento adecuado y el alivio que necesitas.

 

 

By Richard Gans, MD.


Tags
Share